Manual para subir montañas – Por Paulo Coelho, Historia Original, 20 de diciembre 2011

2 Submitted by on lun, 08 octubre 2012, 20:39

“La belleza de la Montaña está oculta para todos aquellos que la tratan de descubrir desde lo alto, en el supuesto de que, de un modo u otro, uno,  puede llegar a este lugar directamente. La belleza de la montaña se revela sólo a aquellos que la suben.” – Antoine de Saint-Exupery.

 

A] Escoge la montaña que deseas subir: no prestes atención a lo que dicen otras personas, tales como “aquella  es más hermosa” o “ésta es más fácil”. Tu tendrás que gastar mucha energía y entusiasmo para llegar a su objetivo, por lo que tú eres el único responsable y debes estar seguro de lo que estás haciendo, por tí y para tí mismo no para los demás.

B] Saber cómo acercarse a ella: las montañas se ven a menudo desde lejos – hermosas, interesantes, llenas de desafíos. ¿Pero qué sucede cuando tratamos de acercarnos? Hay caminos difíciles a su alrededor, la maleza crece entre tú y tu objetivo, lo que parecía tan claro en el mapa es difícil en la vida real. Así que trata  todos los caminos y todas las pistas hasta que finalmente un día  estarás de pie en la cima anhelabas alcanzar.

C] Aprende de alguien que ya ha estado allí: no importa lo capaz  que te sientas, siempre hay alguien que ha tenido el mismo sueño antes y acabó dejando marcas que pueden hacer tu viaje más fácil, lugares para colgar la cuerda, senderos , ramas rotas para hacer más fácil el caminar. La subida es tuya, también lo es la responsabilidad, pero no olvides que la experiencia de otros puede ayudar mucho.

D] Cuando se ve de cerca, se pueden controlar peligros: cuando se empieza a subir la montaña de tus sueños, presta atención a los alrededores. Hay acantilados, por supuesto. Hay grietas casi imperceptibles en la roca de la montaña. Hay piedras tan pulidas por las tormentas que se han vuelto tan resbaladizas como el hielo. Pero si tu sabes  dónde estás  poniendo cada paso, te darás cuenta de las trampas y cómo  superarlas.

E] El paisaje cambia, así que disfruta: por supuesto,  tienes que tener un objetivo en mente – para llegar a la cima. Pero a medida que vas subiendo, más cosas se pueden ver, y no es  molestia  parar de vez en cuando y disfrutar del panorama alrededor. A cada metro conquistado, puedes ver un poco más allá, por lo que puedes  usar esto para descubrir cosas que aún no te habías dado cuenta.

F] Respeta tu cuerpo: sólo se puede escalar una montaña si se le das a tu cuerpo la atención que merece. Tu tienes todo el tiempo que la vida te da, siempre y cuando  camines sin exigir lo que no puede ser concedido. Si  vas  demasiado rápido te cansas y vas a renunciar a la mitad del camino. Si  vas  demasiado lento, caerá la noche y estarás perdido. Disfruta del paisaje, deleitate en el agua fresca de la primavera y los frutos que la naturaleza generosamente te ofrece, pero sigue caminando.

G] Respeta tu alma: no sigas repitiendo “Yo lo voy a hacer”. Tu alma ya lo sabe, lo que necesita es utilizar el largo viaje para poder crecer, extenderse por el horizonte, tocar el cielo. Una obsesión no te ayuda en absoluto a alcanzar tu objetivo, e incluso terminarás  perdiendo el placer de la escalada. Pero atención: tampoco, no sigas diciendo “es más difícil de lo que pensaba”, porque eso te hará perder la fuerza interior.

H] Prepárate para subir un kilómetro más: el camino a la cima de la montaña es siempre mayor de lo que piensas. No te engañes, el momento llegará cuando lo que parecía tan cercano está aún muy lejos. Pero ya que estabas dispuesto a ir más allá, esto no es realmente un problema.

I] Alégrate cuando llegues a la cima: llora, aplaude, grita a los cuatro vientos que lo hiciste, – el viento siempre sopla allí – purifica  tu mente, refresca tus pies sudados y cansados, abre  los ojos, limpia el polvo de tu corazón. Se siente tan bien, lo que fue sólo un sueño antes, una visión lejana, es ahora parte de tu vida, lo has conseguido!

J] Haz una promesa: ahora que has descubierto una fuerza que ni siquiera eras consciente que tenías, díte a tí mismo que a partir de ahora vas a utilizar esta fuerza para el resto de tus días. Preferiblemente, también promete descubrir otra montaña, y parte  hacía otra aventura.

Written by

2 Responses to "Manual para subir montañas – Por Paulo Coelho, Historia Original, 20 de diciembre 2011"
  1. This site is mostly a stroll-by way of for the entire info you wished about this and didn

  2. Awesome blog. I enjoyed reading your articles. This is truly a great read for me. I have bookmarked it and I am looking forward to reading new articles. Keep up the good work.

leave a comment